VI VERI VENIVERSUM VIVUS VICI


mardi 6 janvier 2009

CODIGO MASONICO

Honrar siempre al Gran Arquitecto del Universo


El verdadero culto del G:. A:. D:. U:.
Consiste en las buenas costumbres.
Haz pues el bien, por el amor del bien mismo.

Ten siempre tu alma en un estado puro, para aparecer dignamente, delante del G:. A:. D:. U:.

Ama a los buenos, compadece a los débiles.
Huye de los malos, pero no odies a nadie.

Habla sobriamente con los grandes, prudentemente con los amigos, dulcemente con los pequeños, tiernamente con los pobres.
No lisonjees a tu hermano, pues es una traición; si tu hermano te lisonjea, teme que te corrompa.

Si el G:. A:. D:. U:. te da un hijo; agradéceselo, pero tiembla por el depósito que te confía.
Se para este niño la imagen de la Divinidad
Haz que hasta los diez años te tema, que te ame hasta los veinte, que te respete hasta la muerte.

Hasta los diez años se su maestro, hasta los veinte, su padre; hasta la muerte su amigo.

Piensa en darle buenos principios más bien que bellos modales.
Que te deba el una rectitud esclarecida y no una frívola elegancia.

Escucha siempre la voz de tu conciencia.
Sé el padre de los pobres; cada suspiro que tu dureza les arranca, aumentará el número de las maldiciones que caerán sobre tu cabeza.

Respeta al viajero extranjero, ayúdale:
su persona es sagrada para ti.
Evita las querellas, prevé los insultos, ponte siempre del lado de la razón. Respeta a las mujeres, no abuses nunca de su debilidad y muere antes que deshonrarlas.

Sé hombre honrado más bien que hombre hábil.
Si te ruborizas de tu estado, es orgullo; piensa que no es la plaza que te honra o te degrada si no el modo con que la cumples.

Lee y aprovecha, ve e imita, reflexiona y trabaja.
Haz concurrir todo a la utilidad de tus hermanos, esto es trabajar por ti mismo.
Se contento en todas partes y con todo.

Regocíjate de la justicia, encolerízate contra la iniquidad, sufre sin quejarte.
No juzgues ligeramente las acciones de los hombres;
no vituperes y alaba todavía menos.

Al G:. A:. D:. U:. Que escudriña los corazones,
Pertenece el apreciar su obra.

Aucun commentaire: